sábado, 31 de enero de 2009

EL COLUMPIO

Sin duda todos, de niños, hemos vivido una excitante experiencia en común: las interminables tardes subidos en los COLUMPIOS.
Al principio, era tu madre quien te sentaba sobre ellos, obligándote a AGARRARTE bien a las cadenas, y ordenándote que NO las soltaras bajo ningún concepto, o acabarías cayéndote. Sólo así empezaba ella a EMPUJARTE por la espalda, con delicadeza, y comenzaba el delicioso JUEGO de mecerte en el aire desafiando al vacío. Luego, tú debías aprender a MOVER las piernas de una forma sincronizada hacia adelante y hacia atrás, si querías llegar a recrear el movimiento… y te REBELABAS ante tu madre, diciéndole que no te empujase ya más, que podías y querías hacerlo TÚ SOLO. Y aunque al principio lo conseguías con una TORPEZA enternecedora, poco a poco ibas cogiéndole el truco a las idas y venidas. Y supiste que el duro aprendizaje había valido la pena, cuando experimentaste aquel increíble placer de sentir VOLAR tu cuerpo, primero hacia adelante, luego hacia atrás, buscando llegar siempre arriba, mucho más ARRIBA
Y así es como entonces pasabas un DÍA fantástico en el parque, al que siempre estabas deseando volver.


Pero luego creciste, te hiciste MAYOR, y como siempre la vida te enseña que las cosas no son exactamente iguales que en tu infancia… ni los columpios TAMPOCO. Y paradójicamente, como miles de otros mitos que aprendes de niño, te percatas que la lección que tanto te costó aprender en su día, realmente ya no te sirve, porque ahora...

Ahora, en lugar del placer de columpiarte tú SOLO, lo que buscas y deseas es que haya alguien a tu lado que te EMPUJE... y no precisamente tu madre, sino alguno de tus amantes, quien se coloca ya no detras de ti, sino delante, para empezar a MECERTE con fuerza en el aire una y otra vez, volviendo a desafiar al vacío, como en aquellos tiempos… ¡¡Y claro que puedes SOLTAR las manos de las cadenas!! De hecho, no dudas en hacerlo para así poder agarrar con toda libertad algo más INTERESANTE… como una buena polla bien erguida con cada mano, por ejemplo. Y desde luego, no por ello acabarás cayéndote, porque mientras tu amante te provoca ese hipnótico VAIVÉN, adelante, atrás, adelante... tú sientes perfectamente cómo te SUJETA, por tu cadera, por tus muslos, por tu culo, PENETRÁNDOTE con su miembro empalmadísimo, que no para de entrar y salir, una y otra vez, empujando sobre tu coño totalmente resbaladizo, ANSIOSO y entregado.

Y entonces, GRITAS... gritas LIBREMENTE y cerrando los ojos, como cuando eras niña, porque vuelve a ti el único RECUERDO útil y veraz de aquel tiempo, en que como ahora, el PLACER máximo residía siempre en subir a lo más alto, en conseguir llegar ARRIBA, cada vez MÁS y más arriba… aunque para ello no necesites ya mover tus piernas, ATENAZADAS con sendos grilletes de cuero en los tobillos.

Ahora ya no es SÓLO tu cuerpo el que sientes que vuela, sino también tus PENSAMIENTOS, lascivos, morbosos, calientes, desbocados… al igual que tu cuello, tus tetas, tu vientre y el resto de tu cuerpo, DISPONIBLE para todas esas manos ANÓNIMAS que en la oscuridad te acarician, te recorren, te manosean impúdicamente… al igual que tu SEXO, abierto, empapado, goloso… y a merced de TODOS aquellos cuyos dedos y pollas quieran follárselo sin compasión.


Y así es como pasas una NOCHE fantástica, ahora, en un cuarto oscuro… en un COLUMPIO, al que como entonces, estás siempre deseando volver.


Para ti, C.
Porque me encantó poder columpiarme contigo.

13 comentarios:

Un hombre libre dijo...

Ummmm,.. ¡¡¡que ricos recuerdos!!! (disfruté como un Enano, como dices tu), empujándote en el columpio y gritando loco de excitación y lujuria junto a ti!!

Esos besos dulces, esos bailes que nos echamos. UHL

Shan dijo...

Vaya morbo... qué bien suena eso del columpio. Siempre tienes una sorpresa más, chiquilla. Un paso más, algo nuevo por descubrir.
Un besazo de los tuyos!

MissDeflorenflor dijo...

Uffff...vaya morbo de relato nena, aunque no sea mucho de columpios de esos (me estoy quitando del BDSM, jeje), me has hecho pensar en la de veces que uno piensa "ojalá pudiera volver a la infancia..."...¡TONTERÍAS!
¿¿¿Y VIVIR SIN SEXO, MORBO Y VICIO??? ¿¿QUIÉN ES EL LOCO/A QUE QUIERE/PUEDE DEJAR ESO?? Y si puede y firma por volver atrás...eso es que no está tan enganchado a la lujuria y al desenfreno corporal como yo, jajajajaja! Y me da que tú eres bastante parecida a mí!!! ;)
1 besote, me ha encantado descubrirte, te seguiré de cerca!
Miss

Lolita y El Profesor dijo...

¡Uy! ¡El columpio! Con mi Profesor vimos "Calígula" y ahí había varios, entre ellos uno con un pene de madera. Me excitó mucho, eso del columpio en la película... Excitantes relatos. Un besito, Lolita

CalidaSirena dijo...

Me encanta ese columpio de la infancia, pero más me gusta el morbo que encierra al columpio para columpiarse siendo ya mayorcita, jajaja..
Me encanta leerte mi niña preciosa..
Besos muy dulces y cálidos

Maldita inocencia dijo...

Jo yo tengo varias historias sobre columpios pero ninguna como esta(cachissss)...y por lo visto bien acompañada ehh (como no)

Un columpio tiene el punto justo de equilibrio (je) entre la contención y el desenfreno.

Estoy segura que me lees el pensamiento.

Maldita inocencia dijo...

Ays que me excito y me he olvidau de los besitossss

Cirene dijo...

UHL,
Sí, juraría que tú también te lo pasaste MUY bien, jajaja... ;)
Lo cierto es que fue una noche divertidísima que recuerdo con mucho cariño... (y ya, si llegamos a convencer a aquellas dos chicas... uff) ;P
Besines y otro par de bailoteos más.

SHAN,
Cierto. Si algo tiene columpiarse de este modo "ya no tan infantil", es un morbazo increíbe... :D
Y sobre lo de la capacidad de sorpresa... creo que la tuya está al mismo nivel que la mía, así que cuando quieras... nos retamos. ;P
Un besazo por descubrir.

MISSDEFLORENFLOR,
Lo primero, gracias por la visita, que me ha hecho mucha ilusión, guapa. Por lo que he leído tuyo, sí, me temo que vamos a tener algunas cositas en común, jajaja... así que espero que te sientas en mi blog como en tu casa (o en tu flor) :)
Y desde luego, si tienes que dejar algo, que sea el tabaco, no te quites ni del morbo ni del sexo ni del vicio, jajaja... y redescubre estos nuevos columpios (que tampoco se tienen por qué asociar al BDSM exclusivamente) porque te lo vas a pasar pipa, estoy segura.
Besines florales y nos seguimos la pista.

Cirene dijo...

LOLITA,
Bienvenida a mi pequeño rincón, lo primero, y me alegra saber que te gustaron mis relatos.
Da recuerdos también a tu PROFESOR, y anímale para que te columpie en cuanto tenga ocasión... seguro que es una proposición a la que le costará resistirse. ;)
Besitos con piruleta para ti.

SIRENITA,
Hola cielo, gracias por pasarte, ¡¡te echaba ya de menos!! :D
Me alegro que mi columpio sea irresistible hasta para una sirena como tú... ;)
Besines en cada una de tus escamas.

MALDITA,
Estoy de acuerdo en eso del punto de equilibrio, mira... aunque al final, acabo siempre decantándome ¡¡por el desenfreno!! jajaja XD
Y sobre lo de leerte el pensamiento... si ocurre, que tiemblen porque no nos van a poder distinguir, jajaja ;P
Besitos equilibrados, contenidos... y muy desenfrenados.

carlos hl dijo...

Hola, soy Maria. La chica de anemak, que uhl me ha puesto como foto en uno de sus post. Según tu la sosería de mujer... jejejej no tengo el gusto de conocerte. Espero hacerlo algun dia.
besitos.

Cirene dijo...

CARLOS HL,
Hola María!! Entonces me confundí, porque si no nos conocemos, está claro que tú no eres la chica de la que yo creía que hablaba UHL jajaja... :D

Es más, aunque lo hubieras sido, simplemente por haber tenido la deferencia de dejarme el comentario, me habría quitado el sombrero y comido mis palabras letra por letra, jejeje. :)

De todos modos, yo también espero conocerte... sólo para salir de dudas, ¿eh?... ;P

Un beso confuso, guapa

Leyre dijo...

Me ha encantado la similitud, la paradoja, como has expresado todas esas sensaciones desde lados tan.......distintos, jaja.

Puro morbo leerte!!!....me entran ganas de balancearme sin parar en ese...columpio!!

Un beso

Cirene dijo...

LEYRE,
Cuando quieras, nos vamos al parque... ;)
Besines con vaivén.